Datos personales

Mi foto
Maya. Soltera, 26 aunque ya obsesionada con la treintena de años, la mayor parte del tiempo sola aunque este acompañada, bipolar, aunque selectiva amistosa y bastante sincera. Una bohemia.. o no se.. Solo sé que soy Maya.

viernes, 8 de enero de 2010

Palabras

En alquel lugar
silente, siempre
las madrugadas acostumbraban antojarse eternas.

Duales;

a los que percibían su mundo se les excitaba con ruidos y colores,
caricias y sabores tan múltiples y numerosos que
le obligaban a sentirse invadido
cansado
saturado.

Aprendió a decantar todo; solo traspasaba lo vital:
El aire para vivir, la música para escapar,
y más memorias que propias caricias para recordar.

Nunca en exceso.
Solo lo poco para en las madrugadas no agonizar.

Pero las palabras...

Como gotas de diamantes en el alma.
Abría sus portales a quienes, hermosas, se las pudíese regalar.
Agradeciendo solo para despúes olvidar.

Olvidar todo es fundamental.

Lo importante acá es conservar suficiente espacio puro
para guardarlas,
volverlas propias,
Y de a poco esterilizar.

Soñar palabras sin nada más.

Revisar cada letra y etimologías,
contornos,
contextos.

Descifrarlas
desgastarlas
desvanecer cada sentido ahogandose en cualquier cosa en que las pudiese usar.

Volverlas tan puras, indefensas,
burlarse de ellas viendolas desprovistas, carentes.
absurdamente,
sin sentido alguno.

Palabras.

Debe debilitarlas porque
un día
en su obsesión ubicada en negras y escarlatas,
entre los rosados crepúsculos y albas,
alguna palabra será un gigante que simplemente
lo acabará.

Así suelen ser las obsesiones
insomnes y trastornadas.

Tu obsesión podría ser poseer a una mujer.
Mi obsesión, solo
poseer tus palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario