Datos personales

Mi foto
Maya. Soltera, 26 aunque ya obsesionada con la treintena de años, la mayor parte del tiempo sola aunque este acompañada, bipolar, aunque selectiva amistosa y bastante sincera. Una bohemia.. o no se.. Solo sé que soy Maya.

viernes, 8 de enero de 2010

Just the true set u free..

Apacible y calmada.

Pero,
dentro grita.

El Alma!!

que codicia
-necesita-
no acariciar la verdad
sino que, la verdad
la acaricia a ella.
Complacida.

¿Cuando escuchará
los trompetines de gloria?
cuya diosa, deben.

Que no sea de victoria;
de recopensa, reconocimiento.

(es distinto pedir disculpas)

Pero
el rectificar vuelve al contrario
grande!
Dandole a ella también
la caricia, dolorosa.
Verdadera caricia,
al fin.

(Las gotitas frescas que
intrépidas mojan tus labios
niña
no son rocio del alba,
o anuncio del crepúsculo.
Son gotas de tormenta;
nube negra camuflada
de arco iris)


¿Cuando sonarán tompetines de gloria?
No de victoria.

Libertad. Paz.

Porque eso es la caricia,
al fin;
la verdad.

Lo peor aun está por venir...

Mío...

Entre mis manos se esconde
Tu deseo.
¡Mío!
Tan mío que incluso a ambos nos molesta.
Nos estorba en la vida,
en las nuestras; en la de ellos.


Y de nuevo caemos,
Esta vez
En besos que nunca nos habían besado.
En ojos que jamás nos habían mirado.
En un tú distinto, sosegado y ansioso.
En una yo diferente; briosa y centrada.
Dos personas que nunca existieron -juntas-
Y que nunca debimos haber suprimido frente al otro.


Sabiendo que en ese instante, por ese instante
Embargamos la vida,
a la entrepierna del otro.


Que juego peligroso el que nos empeñamos seguir.
Pensando, creyendo, rogando que esta vez
Sea cierto y distinto.


Gritándonos con la misma pasión con la que nos destrozamos.
Rasgando nuestras carnes, masacrando al deseo
torturando nuestras almas, complaciendo nuestros cuerpos.

Cientos de veces, y miles de veces más.

Hoy ya solo me queda rendirme; no ante ti, ya ante ti jamás.
Hoy solo dejo de pelear a la vida injusticias de amores equivocados, prohibidos, robados, usados.
Hoy solo espero, porque ya se.
Mi verdugo, nuestros deseos guindados siempre ahí estarán.
Contra ti. Contra ella, contra él, contra mí.

En la risa que se nos dibuja en el rostro justo antes.
Cuando luego de la discusión, la situación se torna sexy…


P.D.: Dedicado a todos aquellos que tenemos, sacos pesados y fasntasmas detras de la puerta, que parecen nunca irse.... Escrito el jueves 3 de dic, como consta en mi blog del fb. =)

Telarañas...

Telarañas…
Que me hacen bruja, que me condenan siempre
a mirar.
Esperar.

Telarañas.
Cruel, malvada;
que dejo en el pasado y olvido;
que tejo y luego, ya no quiero cuidar.

(¿Debe acaso una madre ser culpable de todos los crímenes de sus hijos?)

Trampas silentes de seda,
Sutiles
Perfectas… Telarañas!
Que perverso arte el de elaborarte!
Que perverso arte este, de ser mujer.

Ser paciente. Ocultarme. Esperar.

Algún día aprenderás. Conmigo, nada pasa por casualidad.


P. D.: Ya lo sé, soy malisima bautizando mis escritos... =)

Palabras

En alquel lugar
silente, siempre
las madrugadas acostumbraban antojarse eternas.

Duales;

a los que percibían su mundo se les excitaba con ruidos y colores,
caricias y sabores tan múltiples y numerosos que
le obligaban a sentirse invadido
cansado
saturado.

Aprendió a decantar todo; solo traspasaba lo vital:
El aire para vivir, la música para escapar,
y más memorias que propias caricias para recordar.

Nunca en exceso.
Solo lo poco para en las madrugadas no agonizar.

Pero las palabras...

Como gotas de diamantes en el alma.
Abría sus portales a quienes, hermosas, se las pudíese regalar.
Agradeciendo solo para despúes olvidar.

Olvidar todo es fundamental.

Lo importante acá es conservar suficiente espacio puro
para guardarlas,
volverlas propias,
Y de a poco esterilizar.

Soñar palabras sin nada más.

Revisar cada letra y etimologías,
contornos,
contextos.

Descifrarlas
desgastarlas
desvanecer cada sentido ahogandose en cualquier cosa en que las pudiese usar.

Volverlas tan puras, indefensas,
burlarse de ellas viendolas desprovistas, carentes.
absurdamente,
sin sentido alguno.

Palabras.

Debe debilitarlas porque
un día
en su obsesión ubicada en negras y escarlatas,
entre los rosados crepúsculos y albas,
alguna palabra será un gigante que simplemente
lo acabará.

Así suelen ser las obsesiones
insomnes y trastornadas.

Tu obsesión podría ser poseer a una mujer.
Mi obsesión, solo
poseer tus palabras.