Datos personales

Mi foto
Maya. Soltera, 26 aunque ya obsesionada con la treintena de años, la mayor parte del tiempo sola aunque este acompañada, bipolar, aunque selectiva amistosa y bastante sincera. Una bohemia.. o no se.. Solo sé que soy Maya.

martes, 22 de septiembre de 2009

Ahora...

Hay un corazon roto deambulando por la ciudad.
Vacía, malvada.

Y hay otro que lo busca sin parar, en cada esquina, en cada rincon.
Sin saber quien es, donde está.

Dos soledades despiadadas y punsantes estan a punto de chocar.

El primer corazon es el de ella, lastimada y herida.
Tirada en el piso.
Cansada de tanto llorar.

El segundo el de él;
silente y melódico.
Siempre ahi, esperando para amar.

Pero no se de donde sacamos la absurda idea de que dos vacios algo puedan llenar.

Dos amantes malditos, sus soledades quieren complementar.
No están interesados en al otro hacer feliz, solo sus heridas quieren curar.

¿Que le pasa a este mundo?
¿En que se ha convertido este lugar?

Tan predecible es saber ahora en qué esta historia va a terminar...

No quiero corazones vacíos, ni soledades ajenas que todo me lo quieran entregar.
Si no tienes mas que ecos de otras voces, que me vas a dar?
Tu infinita soledad?

Camina por el camino que a ti te toque recorrer y no des vuelta atras.
No quiero tu vació ni lo que otros desamores en ti pudieron dejar.

Quiero todo.
Quiero amar.

Dame mas, más de lo que yo pueda soportar.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Algo que nunca puedo tener...

Hace muchos días que no siento ganas de llorar.

O tal vez si he querido hacerlo, pero de felicidad.
Siento que soy libre, otra vez. Que mi vida y mi cuerpo;
Mis ganas y mis deseos, son mios otra vez.

Tu eres something that I can never have...

Pero tus recuerdos son dagas perversas en mi pecho, y entre mis piernas.

Cuando me atacan debo recordar...
Tu nunca exististe, nunca fuiste real.
Me consuelo saber que nunca me amaste, porque nunca ame a alguien real.

Ame un disfraz, una personificación perfecta de alguien que parecía ser el hombre perfecto,
El amante perfecto.
El amigo perfecto.

Te ame por tu inmadurez cuando necesitaba ser niña otra vez.
Por tu madurez cuando necesitaba ser una mujer.

Te ame por hacerme perder la razon con tus dientes en mi espalda,
con tus manos en mi cuello.

Te ame por ser mi verdad, el unico que la conocía.

Pero ahora me doy cuenta. Desperte.

Nunca maduraste, solo lo finjiste.
Nunca me hiciste perder la razón, solo lo finjí.
Nunca fuiste una verdad. Todo tu fue una mentira.

O no, la mentira no fuistes tu.
Fue muy real, muy convincente. Tu disfraz, el disfraz que te tocaba usar conmigo.
El disfraz que yo quería que usaras...

... And you could have it all,
my empire of dirt.
I will let you down,
I will make you hurt...

Ya no.

Ahora guardo mi luto;
visto de rojo pero llevo una cinta negra en mi brazo.
En tu honor.

O no en tu honor.
En honor del disfraz que te hice tirar a la basura,
que queremos dejar olvidado allí.
El que queremos pretender, pensar que no tiene valor, que nunca existio.

Las risas, las lagrimas, los suspiros, los gritos... el útimo beso.
Que jamás existieron.

No existieron?

Mejor pensar que no. Y hoy no siento nada por ti.
De hecho me eres desconocido.
Encuentro horrible, indeseable.
Lo que quedo bajo el disfraz.
Tú.
¿Quién eres?


Pero aun extraño tanto, tanto al disfraz.
I want something I can never have.