Datos personales

Mi foto
Maya. Soltera, 26 aunque ya obsesionada con la treintena de años, la mayor parte del tiempo sola aunque este acompañada, bipolar, aunque selectiva amistosa y bastante sincera. Una bohemia.. o no se.. Solo sé que soy Maya.

domingo, 8 de marzo de 2009

Diserve...

Lo que merecemos muchas veces no es lo que obtenemos.
A veces la vida parece jugartelas todas al reves...

Lo que quieres, por lo que luchas, lo que sueñas desde que eres niño, lo que mereces tu, lo que merecen los demás...

Mis prioridades, tal vez... Ellas tienen la culpa.

Y si, lo reconozco, quizá mis prioridades estan volteadas. He puesto en la piramide cosas que no merecen estar allí.
He descuidado cosas que, me duele reconocer, deberían ser importantes, reconocidas...

Reconocer... he ahí el problema. Todos queremos ser reconocidos... basicamente todos queremos
Obtener lo que -según nosotros- nos merecemos.

(¿Merecemos?)

Y nos decepcionamos, morimos, culpamos, juzgamos, castigamos, odiamos cuando las cosas no son -como para nosotros deben ser- justas.

Lo justo....

Lo justo sería que yo me olvidará de todo lo que es imposible, y aun me hace sufrir...
por pedir poco.

O quiza lo justo sería que abrieran los ojos y se dieran cuenta...

Yo lo hago, y los quiero, y los protejo, y rezo por ustedes antes de momentaneamente, irme a dormir..
Que se dieran cuentan...

Que a mi también hace rato me cansaron los gritos, y el drama, y la intensidad y las lagrimas.
(El dolor, el odio y el rencor, las lagrimas que solo lloro yo, la impotencia, la soledad...)

Y aun asi, yo los reconozco, y los dejo, y los ayudo a ser felices... mas alla y sobre mi propia felicidad...

Y aun así soy su amiga, su hermana, su madre, su amante, su hija, su benefactora, su victima y tambien su victimaria para cuando se necesite alguien a quien echarle la culpa de algo.

A cambio de: nada.

A cambio de no ser amiga, de avergonzarse de ser hermana, de ser madre solo cuando se necesita niñera, ser hija cuando se evoca a la oveja negra, benefactora cuando falta algo, victima para ridiculizarme solamente y victimaria porque aparte, debo sentirme culpable.

Quiza exagero pero, mi piramide esta volteada.

Y si ya no me importará nada?

Creo que nisiquiera se darían cuenta de mi, se darían cuenta porque de repente sus necesidades no fueron complacidas, o porque sus obligaciones tengan que ser enfrentadas.

Yo soy...
La hermana que paga el traje, pero que no es invitada al acto de grado.
La niñera que cuida, pero que no tiene derechos a ser madre.
La hija que debe obedecer, pero que no tiene derecho alguno sobre la familia.
La amiga... que no lo es. Y no tiene derecho a nada.


Nada...

Igual a un silencio incomodo... que es mejor desaparecer, ignorar, fingir ante los demás que no está.

Ahora mi piramide está vacía... y no hay nada de lo que merezco en ella.
Pero tampoco nada de lo que merezcan los demás.

Egoista.

Y mi destrucción ha vuelto a reinar.


3 comentarios:

  1. es lo mejor que he leido en la semana....
    Me gusta!
    Gracias porque siempre me transmites algo....

    ResponderEliminar
  2. Tus palabras llegan con enorme sinceridad, cristalinas, bondadosas, duras y cariñosas... después de leerte me da ganas de abrazarte y no soltarte nunca...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo25/5/09

    wow, escribes genial...!!
    me encanto!
    muchas bendiciones y mucha luz para ti desde donde kiera ke me encuentre, y a donde kiera ke tu estés!

    ResponderEliminar