Datos personales

Mi foto
Maya. Soltera, 26 aunque ya obsesionada con la treintena de años, la mayor parte del tiempo sola aunque este acompañada, bipolar, aunque selectiva amistosa y bastante sincera. Una bohemia.. o no se.. Solo sé que soy Maya.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Down


"...Que ya no hay tiempo que trasncurra, ni sudor que se me escurra por tu cuerpo; donde escurran mis silencios, mis manos, mi boca, mis ganas, mi besos, mi cabeza loca, mi tema, mi sueño, te digo porque..."



¿Cuantos cigarrillos seran suficientes para dejar las ansias atras un rato?


¿Cuantos necesitas?


Uno por noche solían ser suficientes.
Una vez por mes podía soportarlo...


Ahora enciendo uno y otro, las cajas estan vacías y hasta los fosforos se han terminado.
Ahora una botella de vino no es suficiente y el sabor agrio del whisky es dulce si calma mi dolor.
Mis uñas no se molestan en crecer, mis heridas no se esfuerzan en cerrar, mis venas no dejan de sangrar...


Y yo sigo sin ti. Y así seguiré.


Creo que viví una fantasía. Creo que me enamore de un espejismo.


Ahora eres tan otro. Ahora solo dolor encuentro en ti.
Ahora eres una pared a la que amo y que se cae sobre mi.
Ahora eres mi tumba, mi fosa, mis ganas de morir.
Ahora yo soy nada, soy un espejismo de lo que fuí.


Soy tan absurda, tan ridicula.
Tan molesta, indeseable.
Tan cadaver que te apesta y no se termina de morir.


¿Cuantas lagrimas serán suficientes para dejar el dolor atrás un rato?


Y tu piel es mi Paris...


Y en mis sueños te hago el amor y luego te ries de mi.
En mis sueños te hago el amor y tu ya no te inmutas, no te mueves...
En mis sueños te hago el amor y de pronto como un fastasma entre mis piernas te desvaneces...


Que tonta soy...


Ahora no veo esperanzas, se me olvidó quien solía ser.


Nada es lo que solía ser.


Ahora esperare...


Las pastillas, el cigarrillo, el alcohol, mi insomnio, su muerte, mi soledad, mis heridas que no paran de sangrar, la nueva vida que quiere continuar, mis ganas de ya no vivir mas, tu desprecio, tu odio, tu indiferencia, tu ausencia... la yo que ya no está...


Algo de eso tiene que funcionar...


Y estaré donde siempre he debido estar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario