Datos personales

Mi foto
Maya. Soltera, 26 aunque ya obsesionada con la treintena de años, la mayor parte del tiempo sola aunque este acompañada, bipolar, aunque selectiva amistosa y bastante sincera. Una bohemia.. o no se.. Solo sé que soy Maya.

domingo, 25 de enero de 2009

Anestecia Local

Tu lengua subiendo por mi espalda es delirante, pero creo que no lo suficiente...

Las manos se apuran, los besos se pierden. Mi piel se quema y la tuya es oxigeno puro. Te necesito ahora...

Mientras, puedes ver mi cara y la adoras; puedes escucharme y te encanta. Atrapas mis manos y como siempre, no las dejas escapar. Esclavizas mi cuerpo, y esta vez como nunca lo dejas volar.

Yo no hago nada, solo soy egoísta. Y espero, y siento. Te dejo que hagas y deshagas a tu voluntad. Igual no soy nada, no soy nadie y tu eres todo aquí y ahora. No importa nada más. Mientras tus dientes siguen hiriendo mi espalda, causándome escalofríos, llevándome más.

Te aprovechas de mi rabia, de mi rencor, de esta fuerza reprimida dentro que ahora desquito contigo. Y aunque odies ser mi desahogo, te encanta el drenaje de la rabia, como si se regara en sutiles ráfagas por mi piel, por mis labios y te alcanzan para matarte al fin.

Hiéreme. Destrúyeme. Pégame. Muérdeme. Dopame. Sálvame.

Déjame subir, perder la razón, esta vez increíble, lejana, salvaje. Más allá de ti y de mí.

Luego gracias por dejarme quedarme callada en tu pecho, por pretender quererme un rato, por no preguntar por las lagrimas y por darme un beso en la frente, un abrazo y marcharte...

1 comentario:

  1. Sensacional escenificación, y aciertas perfectamente al decir que la mirada lo es todo, es decir: observar mientras tu amante hace y deshace todo los pliegues de la pasión.

    felicidades!!!

    ResponderEliminar