Datos personales

Mi foto
Maya. Soltera, 26 aunque ya obsesionada con la treintena de años, la mayor parte del tiempo sola aunque este acompañada, bipolar, aunque selectiva amistosa y bastante sincera. Una bohemia.. o no se.. Solo sé que soy Maya.

domingo, 25 de enero de 2009

Anestecia Local

Tu lengua subiendo por mi espalda es delirante, pero creo que no lo suficiente...

Las manos se apuran, los besos se pierden. Mi piel se quema y la tuya es oxigeno puro. Te necesito ahora...

Mientras, puedes ver mi cara y la adoras; puedes escucharme y te encanta. Atrapas mis manos y como siempre, no las dejas escapar. Esclavizas mi cuerpo, y esta vez como nunca lo dejas volar.

Yo no hago nada, solo soy egoísta. Y espero, y siento. Te dejo que hagas y deshagas a tu voluntad. Igual no soy nada, no soy nadie y tu eres todo aquí y ahora. No importa nada más. Mientras tus dientes siguen hiriendo mi espalda, causándome escalofríos, llevándome más.

Te aprovechas de mi rabia, de mi rencor, de esta fuerza reprimida dentro que ahora desquito contigo. Y aunque odies ser mi desahogo, te encanta el drenaje de la rabia, como si se regara en sutiles ráfagas por mi piel, por mis labios y te alcanzan para matarte al fin.

Hiéreme. Destrúyeme. Pégame. Muérdeme. Dopame. Sálvame.

Déjame subir, perder la razón, esta vez increíble, lejana, salvaje. Más allá de ti y de mí.

Luego gracias por dejarme quedarme callada en tu pecho, por pretender quererme un rato, por no preguntar por las lagrimas y por darme un beso en la frente, un abrazo y marcharte...

Los negados, nunca amarán.

Los negados de amor son extrañas personas.

Extrañas, porque curiosamente suelen ser tan atractivos: se ven tan simples y complejos, tan accesibles e inalcanzables, tan ciertos pero tan falsos. Tan incógnitas, que a todos nos gusta resolver.

Con ellos tienes dos opciones, ninguna te lleva al amor. Con ellos nunca llegas al amor.

En una te dejas llevar, caes en la seducción de la cual ellos son maestros; te arrastras a sus pies y dejas que ellos se deslicen sutilmente a los tuyos. Por una semana ellos serán tuyos. Prometen cielo y estrellas, te hacen sentir especial, son los perfectos caballeros, las niñas de tus sueños; que se yo.

Te pueden llegar a desear tanto, tanto que incluso estando lejos sientes en tu piel el ardor de la necesidad de sus manos; el descaro de sus miradas desnudándote en tu espalda, el temblor de tus labios al rozarlos con los suyos. La seducción, el deseo puro, pero ten cuidado, es tan fuerte que parece real. No te confundas. No lo será.

Más temprano que tarde caerás. Depende de ti lo que pase contigo (Si, contigo, nunca con los dos). Puedes volverte consciente y dejarlo pasar. Aceptar que fue solo una de las mejores camas de tu vida y largarte. Ser fuerte, aunque por dentro quieras volver, y caer de nuevo. No sé porque este tipo de personas suelen ser extrañamente recurrentes con sus mejores amantes, lo curioso es que se vuelven comunes en sus relaciones; solo sexo y nada más. Pero tampoco si te eligen como amante recurrente te debes sentir muy alagado o especial, te aseguro, no eres el único en la lista.

La otra opción es ignorarlos, desde el primer momento, desde la primera mirada, ignorarlos y dejarlos ir. Ellos como ya lo dije, extrañamente, se intrigaran, quizá no le den mucha importancia pero a los negados del amor en cierta forma les atrae el rechazo, los reta, nadie les dice no.
Así empieza el ataque más complejo, las armas más sutiles. Pueden hacer lo que sea para llamar tu atención, para hacerse notar. Los negados del amor siempre se hacen notar.
Quizá, en algunos raros casos, te puedes convertir en su fuente de inspiración. Pero no les digas si, en ese momento, se darán cuenta que están muy cerca de lo negado, y huirán.

Los negados del amor un día se prometieron no volver a amar jamás. Qué triste por ellos, aunque ellos digan que es bien. Por supuesto que es más sencillo tomar y huir antes de sufrir, a la final, el amor incluye dolor entre sus atributos. Ellos no sufrirán más. Simplemente prefieren ya no sentir.

Pero es que simplemente no pueden evitar seducir, está en ellos, es nato. Necesitan cazar, tener cuellos que morder, victimas que acosar, corazones que romper y balcones por los que escapar. Ellos necesitan convertirse en leyendas para curarse sus propias historias. Tristes historias que nadie tiene que saber. Historias que son excusas para no volver a amar nunca más.

Los negados del amor no pueden amar, porque no tienen corazón; alguien ya lo rompió.

Ellos no siempre fueron así, solo que en el momento en que hicieron la maldita promesa de no permitirse debilidad, de no ceder nunca más, tenían la cara llena de lagrimas y el pecho reventado en desilusión. Decidieron no ser las presas nunca más. Decidieron simplemente ser los cazadores. Nada más.

Pero en el fondo, ellos anhelan tanto amar. Son solo tan cobardes, tienen tanto miedo.

Ellos escuchan canciones de amor cuando nadie los ve, y suelen fantasear con la perfección de un cuerpo y un alma contraria que posiblemente nunca llegara. Perfección, para nunca encontrarla y nunca volver a amar.

Pero caen, te aseguro, los negados del amor, caerán.

Cuando menos te das cuenta, no te fijas y has roto tu juramento estúpido, nocivo, dañino para los demás. Después de caminar sobre cadáveres de amores muertos, que tu mataste. Luego de disfrutar tantos cuerpos vacios, te das cuenta. La vacía eras tú.

Y llega el momento en que aparece alguien con la convicción más fuerte que la propia. Con las ideas más claras y frescas y con el instintito seductor más poderoso. Llega el momento en que te conviertes en presa, en que sientes débil, en que ya no soy yo la que está arriba, la que mira, la que seduce, la que da el primer paso. Ya no soy yo la que tiene el control.

Tanto tiempo los demás dependiendo de ti, deseando tu cuerpo, buscando tus manos, seduciéndote, viéndote como el trofeo que el más fuerte logrará tener. Y ahora no eres nada. Te rindes sin darte cuenta a otro cuerpo más perfecto que el tuyo, a otra alma más fuerte que la tuya, a otro ser. Simplemente cedas. La negada del amor se ha enamorado. Lo siento, es tu turno de pagar el daño hecho y coser tu propio corazón.

Pero creo, que ahora debes pagar el karma de lo que has hecho a los demás, y sufrir en concentrado el daño que causaste por no querer amar a quien te dio su amor. Ahora paga. Ahora te toca a ti.

Los negados del amor, probablemente, nunca seamos felices. Somos víctimas de nuestras propias acciones. Maldecimos, sin darnos cuentas, que los malditos éramos nosotros.

Tonta. Pediste no volver a amar? Aquí esta. No amaras, porque no te será correspondido.
Para amar se necesitan dos.

Ahora el me niega su amor, y yo le niego el mío a alguien más. No aprendo, sigo siendo una condenada. Supongo que es el precio que debo pagar por ser una leyenda, un cuerpo, alguien con los que todos, quieren estar.

Como lo revierto. No puedo. Ya me maldije a mí misma. Soy una negada, el amor me negó.

sábado, 24 de enero de 2009

Alguien se esta llevando lo mejor de ti?

Estube feliz sin razon hace rato, y ahora sin razon estoy triste de nuevo, cosas que pasan, bipolaridades imagino... Estoy aburrida, pero todos tienen algo que hacer, y alquien con quien hacerlo. Y yo enamorada de un tonto que está tan lejos, y un tonto enamorado de mi sin yo merecerlo. Está canción describe justo ahora lo que siento, como me siento; está canción es perfecta, perfecta; asi me siento acerca de ti, de mi, de todo. Disculpen, se supone que debo escribir algo interesante, no estoy de humor. Aquí está, the best of you, de Foo fighters... si logras entenderla, cada frase, me entiendes a mi.

I've got another confession to make
I'm your fool...
Everyone's got their chains to break
Holding you...
Were you born to resist, or be abused?
Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?
Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?

Are you gone and on to someone new?

I needed somewhere to hang my head
Without your noose..
You gave me something that I didn't have
But had no use...
I was too weak to give in, too strong to lose

My heart is under arrest again
But I break loose
My head is giving me life or death
But I can't choose
I swear I'll never give in
and I refuse.

Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?
Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?

Has someone taken your faith?
it's real, the pain you feel
your trust
you must confess
Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?
Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?

Has someone taken you faith?
it's real
the pain you feel
the Life
the Love
you die to heal
the hope, that stops, the broken hearts
your trust, you must confess!

Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?
Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?

I've got another confession my friend
I'm no fool
Im getting tired of startin' again
somewhere new

Wouldn't wanna resist, or be abused?
swear I'll never give in
and I refuse...

Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?
Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?

Has someone taken you faith
it's real
the pain you feel
your trust, you must confess

Is someone getting the best, the best, the best, the best of you?

http://www.tu.tv/videos/foo-fighters-the-best-of-you

lunes, 5 de enero de 2009

Estando arriba...

Amame pués. Es tu oportunidad.
Esta noche, aquí, todo se dio perfecto.
Esta noche la luna me puso de buen humor. Y tu supiste exacto que palabras meter en tu mochila, que historia escribirme, que flores comprarme.
Recordaste nuestra primera pelicula, la que nunca terminamos de ver, la que tus besos perfectos en mi espalda interrumpió.
Mi cama se está haciendo tan grande esta noche; soy Alicia y tu mi pequeño conejo blanco que va tarde, pero justo a tiempo.
He esperado tanto.. por poder al fin..
Hacer el amor!
(o por lo menos pretender)
Sexo no, estoy tan harta, y lo único que me ha dejado es tanto dolor.
No quiero, nunca más.
Cambia el dolor por besos amor, esta noche hazlo perfecto.
Ya mañana probablemente te vayas, yo te odie y no te vuelva a ver jamás.
Asi pasa; pero hoy. Solo hoy. Me tomaré la libertad de ser feliz.

sábado, 3 de enero de 2009

Historia de una espera inconclusa...

Ella compro flores para el. Lo esperaba feliz, era su razón de ser. Irónicamente, no sabía que tipo de flores le gustaban, ni siquiera sabía si le gustaban las flores. Talvez el preferiría un libro, chocolates, un compacto, o que sabía ella. Debía admitir que no sabía mucho del hombre que esperaba, pero era mejor así.
Ella pensó que sería algo pasajero; ¿por qué no habría de ser así? No era la primera vez que conocía alguien que la hiciese sentir especial, única. Ya había escuchado muchas palabras bonitas antes, seguro esta no era más que un párrafo más en su historia de la búsqueda de su príncipe dark.
Cruzaba la calle hacía su trabajo, flores en manos, pensamientos en cabeza. Ya antes muchos la habían besado así. Muchos la habían llevado a dar paseos momentáneos por la luna. Así que esta vez no tendría porque ser distinto. Pero deseaba tanto que el llegara. Suena su celular; una invitación. Pero ella no puede; esa noche, las únicas palabras lindas que ella quería escuchar eran las de el, las de ese niño con ojos de cielo, mirada de rabia, que estaba esperando. Ella caminaba con tres flores en sus manos, y sueños en su cabeza.
A la siguiente esquina miró hacía la plaza, y vio dos falsos enamorados sentados en un banco, de esos que ahora se besan, y mañana se ignorarán. Pensó en lo irónica de la vida, por ese momento no creyó nada en el amor eterno. Pensó en la sensación que sentían ellos al colocar sus labios frente a los del otro justo antes de perderse en ellos, justo antes del beso. Rió, y creyó, por un momento, ser superior a ellos. Estar delante de ellos en el camino tortuoso y kármico del amor, si es que esa cosa existiera. Sus pasos seguían andando, las flores seguían en sus manos, los pensamientos en su cabeza.
De nuevo, suena su teléfono; esta vez es el. Un "niña, te quiero" que le roba una sonrisa. Ella cree que es cierto. Ahora solo con tres palabras olvida su excusa de que el amor verdadero es una patraña. Ella está segura que el piensa igual. Que sonríe cada vez que recibe una llamada, un mensaje, un mail. Ella pensó que el también la esperaba feliz, que era su razón de ser. Ella creyó que era posible, aunque ninguno de los dos dijese nada. Ella sonreía, con tres flores amarillas en sus manos, las ilusiones en su cabeza.
En la siguiente esquina, muy apartada de su historia de amor, un auto se acercaba. Quien sabe que había en la cabeza de la chica que conducía. Nadie lo sabe. Pero ella tendrá la suerte de tal vez, después, contarlo. Su celular también suena. También un "Niña, te quiero". Estaciona el auto, se baja y ve al que envío el mensaje. Él tiene lágrimas en los ojos, y los sueños algo rotos. Ellos discuten, se dicen quien sabe cuantas cosas, cuales cosas.
Ella los ve a lo lejos, se ríe de nuevo, da gracias al cielo de no estar en esa situación. Da gracias al cielo de estar feliz. Sueña con el. Fantasea con sus besos, con sus manos, con hacer el amor y que la lleve un rato a luna, con escuchar de sus labios que la quiere, con despertar mañana entre sus brazos; con reír, con llorar, con hablar, con estar.. Que se yo con cuantas cosas más soñaba ella. Pero soñaba, creía, y era feliz. Miraba el piso, reía sola, pensaba imaginaba, era feliz.
Levantó la cara para cruzar la calle; volvió a mirar, tal vez por curiosidad a la pareja que discutía del otro lado de la esquina. Vio sus gestos, pudo notar que el la quería, que ella tal vez no tanto, o quizás si, que diablos iba a saber ella. Escucho un "Niña, te quiero" de la boca de el, lo miro con atención, se detuvo en medio de la calle, vio su cara, el ocupado discutiendo no se pudo dar cuenta de las lagrimas que rodaron por sus mejillas.
Las flores cayeron al piso. Las ilusiones también, un frenazo, un golpe, un cuerpo tirado en el piso.
El no quiso ver eso. Se horrorizo, a lo lejos, pero no quiso ver más. A quien le gusta ver un cuerpo de una mujer sin vida tirado en medio de la calle. A el no. Además tenía otras cosas que hacer. Otra discusión que continuar. Y a alguien más que lo esperaba en otro lado de la ciudad, con flores en mano, e ilusiones en la cabeza. Otra mujer más que esperaba de él un "Niña, te quiero".
El volteó y camino con su compañera lejos del cuerpo en el suelo. No supo siquiera como lucía aquella mujer que unos segundos antes respiraba, vivía, soñaba, creía, amaba; llevaba flores para el en sus manos…
Ella murió, con tres grandes girasoles amarillos en sus manos, y desilusión en su cabeza…
Pero es solo una historia más. Una de millones que se suceden en este loco planeta.

Delirios Bulimicos de una flaca que se cree gorda.


(Cualquier parecido con la realidad -la tuya, la mía- es pura coincidencia).

Debo decir que no sé cuantas veces he vomitado hoy.
Se lo que he comido. Pero no se cuanto he vomitado. Aun estoy hinchada, aun me veo gorda, y ni siquiera vomitar todo lo que está en mi estomago es la solución.

Si pudiese dejar de comer, simplemente, sería la solución. Pero es difícil. Uno de los pocos placeres que tengo es comer. Cocinar y comer lo que cocino. Comer hasta sentir q estoy tan llena que debo vomitar. No puedo comer poco, porque entonces sé que no vomitaré. Debo comer mucho, demasiado para luego estar segura que me voy a obligar a vomitar, hasta que no quede nada.

Dejar de vomitar tampoco es una opción. Quiero dejar de hacerlo, pero no es una opción. A nadie le gusta una mujer gorda. Nadie respeta a una mujer gorda, a nadie le atrae. Puede que le tengas cariño, puede que la admires, pero ¿Qué la respetes?, que la consideres exitosa, bonita, sexy? A una gorda no, las gordas no son perfectas, son asquerosas, tienen un gran defecto. Y por ser gordas seguramente deben tener baja autoestima, problemas para conseguir pareja y si tienen, el sexo debe ser terrible. ¿Cómo puede una gorda mirarse al espejo y sentirse bien? A mí no me importa lo que las mujeres gordas digan para defenderse, pero yo no creo que ellas sean felices, y si lo son, son unas mediocres, que se conformaron con llevar la vida de una mujer gorda, en vez de ser las mujeres perfectas, en todos los ámbitos, perfectas, como pudieron ser, si no fuese porque su debilidad por la comida no se los permitiese. Las gordas son débiles, las gordas tienen un defecto. No importa quién seas, que seas, como seas, si eres gorda siempre serás eso. "la gorda". Y nada más.

Además, el tipo de hombre que a mi me gustan, son el tipo de hombres a las que no le gustan las gordas, porque son hombres perfectos, que buscan mujeres perfectas. Ellos me buscaron a mi, porque yo fui eso, perfecta. Y sé que toda su admiración, cariño, respeto, amor, deseo, se acabará si me convierto, si me dejo convertir en una gorda. Estoy a punto, a punto de conseguir al hombre que quiero, al perfecto, al ideal, al que a su lado podría yo aun tener la vida perfecta pero, gorda el no me va a querer, me va a rechazar, me va a dejar en el olvido. No le puedo gustar gorda, yo lo entiendo, ¿Cómo?, si ni yo misma me gusto gorda. Ellos siempre dicen que no importa, que es una tontería, que lo importante es lo que llevas por dentro, pero al demonio, eso es lo más falso del mundo, nadie mira lo que llevas por dentro. Miran tu trasero, tus senos y tu cintura. Incluso, las demás mujeres miran eso también. Eres exitosa, eres delgada, tienes dinero y por consiguiente tienes al hombre que quieras. Si eres gorda solo puedes tener dinero, lo demás no, así que nunca serás exitosa. Las mujeres respetamos a las gordas solo si son tu abuela, o tu mamá. Si la gorda es tu hermana simplemente no tendrás que preocuparte de que algún novio se fije en ella; si la gorda es tu amiga entonces de alguna manera siempre serás tú la que sobresalgas, así ella sea la inteligente y la que tiene un buen trabajo.

¿Cruel?, ¿superficial?, ¿estúpido?, no. Real.

Es real, es problema. Si no te preocupa y me consideras vacía por pensar así entonces eres: hombre, una mujer muy obesa que tiene mucho tiempo siéndolo y finge que no le importa, o una mujer delgada que nunca se ha tenido que esforzar por serlo y nunca le ha preocupado subir de peso porque simplemente no lo ha hecho.

Es un problema. Y está acabando con mi vida, con mi cuerpo, con mi felicidad y con lo que soy. Ahora diré: hola, soy maya, cabello negro, largo, locutora, inteligente, pana, me encanta el metal y sí, soy gordita. Y tú pensarás: chévere, podrá ser mi amiga, pero mi novia jamás. Nadie, a primera impresión, piensa en las gordas como en su novia, su esposa o su amante; solo somos "las amigas". Nada más. Busca entre tus fotos, las mujeres que te gustan, que admiras, ¿Cuántas de ellas son gordas?, seguro solamente tu mamá.

A ver, ¿quién no ha dejado a su novia, la chévere, por una que estaba mucho mas buena, mas flaca, mas alta?, ¿Quién no le ha dicho a su novia, "hey, estas más gordita, pilas, que a mí no me gustan las gordas", así sea en juego, así fuese en broma, ¿Quién no lo ha hecho? ¿Piensas que es una tontería?. Claro que lo piensas, fue algo sin importancia, porque no te lo hicieron a ti. ¿Quién de nosotras no ha mirado a una gorda con lastima, o la ha descartado de ser competencia solo por ser gorda?. ¿Quién simplemente no ha usado el adjetivo: "la gorda esa". Es una tontería, no tiene importancia, porque no te lo han hecho a ti. Estar del otro lado debe doler, por eso yo no lo quiero probar.

Es por eso que, después de haberme sincerado por primera vez respecto a este tema, y que no me importe un carrizo que ahora pienses que estoy loca, y que ignores el hecho de que la mayoría de las mujeres pensamos igual, consideramos la obesidad como un problema y obstáculo en esta sociedad, sufrimos por esto y tenemos que pagar las consecuencias, no me arrepiento de salir corriendo al baño, abrir la llave de la ducha para que mi mamá no escuche y vomitar el pedazo de pan que me comí frenéticamente mientras escribía esto, y que ahora es un remordimiento en mi consciencia.

Igual a nadie le importa mucho lo que coma, lo que no coma o lo que vomite. Si estas delgada nadie lo notará, pero cuando esté gorda, todos, hasta tu, dirás: "Hey, estas mas gordita no??".

Estando abajo...

La verdad... despues de escribirlo, no soy lo suficientemente capaz de resumirlo en una palabra o frase. Miedo tal vez. Este se queda sin titulo...

Ya no me importa mucho nada la verdad. Hoy aquí todo me da igual...
Y no es un igual vacío o hueco. Me refiero, no me importa.....
No estaría tan mal que al salir de aquí resbalara en cualquier escalón y mi cabeza pegara en algún sitio rígido. No estaría tan mal que sangrara, quedara inconsciente, y no despertara más.
Mal estaría, después de eso, despertar.....
.. ..
Hoy quiero llorar y gritar, pero la verdad estoy cansada de hacerlo. No me importa ya quedarme con las ganas; cuando quedan reprimidas en momentos como este, las lagrimas a punto de salir y los gemidos a punto de explotar en mi pecho, son el único placer que puedo sentir. Esa sensación rara cuando inhalas, exhalas, que casi parecen cosquillas y casi podrían estremecer mi piel. ....

Hoy me hartaron las palabras de mi madre y los reproches de mi hermana. Ya no me importa quedarme callada o hablar. Ya no me importa dejar las cosas en paz o explotar. No. ....

No me importa siquiera mi temor a la soledad. Esta mañana desperté con la seguridad de que a nadie en este lugar le importo más de lo políticamente correcto. Odio a mi madre, a mi padre, a mis hermanos, a mis amigos, a mi vecina y a la muchacha que está sentada a mi lado en el bus. Me odio a mí misma y destruirme ya no es ni siquiera una opción. ....

Lo odio a él, por olvidar las canciones y dejarme atrás. Por darle a otra lo que una vez a mí estuvo a punto de dar. Lo odio por darle vida, después de haberme dejado la mía y mi vientre vacios. Así, sin más. ....

Y es que hasta la voz más dulce me fastidia, hasta la mejor canción me aburre. Hoy no le pude ver la esencia a la vida. Hoy ni siquiera viva estuve. ....

Y ahora lo único que me importa, es el temor de que ya no me importe nada lo suficiente. Nada. Como para respirar. A la única creatura ala que puedo temer, a mi misma porque se de lo que soy capaz, le acabo de quitar las cadenas y la he dejado soltar lo peor. La estoy dejando hacer lo que le plazca. ....

Quizá y esta vez, si sea. ....

Una despedida de dos tipas distintas.. pero iguales

Yo no soy nada y soy todo.

No soy lo suficientemente bonita para quererme, pero tampoco lo horrible como para dejarme atrás. Lo rica para necesitarme ni lo pobre para ser indispensable. Lo inteligente para lograr que me amen, ni lo estúpida para pasar desapercibida; entonces, ¿Qué soy?.

No soy nula, bastante interesante; aunque al parecer solo soy la portada bonita de un libro que se ve bien pero que nadie lee completo por el fastidio que resulta leer un libro muy complicado.
Soy una enrollada, una complicada. Pero para otros una desinteresada, una fresca. Eso soy.

La mejor amiga de todo el mundo. El amor platónico de algunos otros. La tonta que escucha callada y se muere por dentro. O la que simplemente no le importa ni una palabra de lo que tú dices. Esa soy. Al final, nada.

Con la que tienes que estar, a la que tienes que ver por obligación. Pero la primera que se puede dejar sola por confianza, y porque también, soy la que entiende. Soy la que nunca vez porque no se deja, porque se fastidia, porque tiene cosas más interesantes (o nulas) que hacer y nunca tiene tiempo para ti, eso soy. Esa es la imagen que tienes de mí.

Soy grande. Y pequeña. Soy inteligente y estúpida. Soy la que la pasa bien todo el tiempo y la deprimida bipolar. Eso soy.

Me sorprende ver como dos personas pueden verme en dos extremos tan distintos. Tanto que ahora no sé lo que soy. Me perdí hace un rato y ya se me olvido como se supone que debía ser.

¿Cómo me ves tú? Te lo diré, porque nadie ve la realidad. Todos ven los extremos. Lo que muestro de mi, y lo peor, ambas parten son verdad.

Soy la que sale todo el tiempo, la que siempre tiene algo que hacer, a la que nunca le falta alguien con quien salir, con quien bailar, la que hace lo que le da la gana y tiene con quien hacerlo. La que tiene la hija perfecta, más bella y más inteligente que la hace increíblemente feliz. La que tiene un montón de tipos nada despreciables a su voluntad, esperando por ella. A la que nunca le falta el dinero, ni el sexo. La que está buenísima y nunca te va a parar en serio. La que conoce a las personas indicadas que tú aunque sea, quisieras poder saludar. La más bella, la flaca la mil porciento deseable. La fina, la pana, la libre y la desenrollada. La que tiene el trabajo perfecto, la vida perfecta. Que fina es Maya, a veces que envidia le tengo.

Pero también soy la que se queda encerrada en casa porque todos se olvidaron de ella una noche y no tiene nadie con quien salir. La fastidiada sin oficio y sin nada que hacer. La que no quiere salir con nadie, porque no tiene nadie interesante con quien hacerlo. A la que le tocó cuidar la hija ajena por llenar su vacía vida un poco y tapar un hueco. La que se reprime de hacer lo que en verdad quiere hacer, porque simplemente no puede. La que no tiene dinero, ni carro, ni nada. La que esta frustrada porque no trabaja en lo que de verdad le gusta. La enamorada sola de un tipo que no le para, que la usa y utiliza a su antojo, y de la que ella espera estúpidamente que a él le hayan quedado ganas de tener sexo después de haberlo hecho con alguna otra más importante, interesante, bonita, adinerada, mucho más buena, y como siempre poco nula. La gorda, la tonta, a la que se desea menos. La amiga fea que se enamora de ti y tu no le paras pero la usas de vez en cuando, porque de vez en cuando la necesitas. Esa que tienen todos los hombres y cuya figura también tenemos todas las mujeres. Esa soy. Que idiota es Maya, no habría querido nunca estar en su lugar porque eso es lo que menos he querido en mi vida.

Ahí está. Esa soy. Esa es mi realidad. No te sorprendas, ni me subestimes, pero tampoco me tengas lastima. Con que todo lo haga yo es suficiente.

Y soy la que está cansada, agotada y siente que no puede más. Metida en un círculo vicioso del que no se si quiera escapar. A la que le hace tanto daño el verte como el no hacerlo. A la que le duele el pecho tanto, que siente que se le va a reventar. La impotente. Ya no sé lo que soy. Pero si se lo que siento esta noche. Y sé que mañana en el día sentiré todo lo contrario, y de pronto en un momento me sentiré incluso peor. No sé lo que soy, pero si lo que siento… y esta noche quiero morir.
.. ..
Hay una canción que dice…

Believe,
believe in me, believe
Believe that life can change
That youre not stuck in vain
Were not the same, were different tonight
Tonight, so bright
Tonight
And you know youre never sure
But youre sure you could be right
If you held yourself up to the light
And the embers never fade in your city by the lake
The place where you were born
Believe, believe in me, believe
Believe in the resolute urgency of now
And if you believe theres not a chance tonight
Tonight, so bright
Tonight....

Gracias por ella. Y hoy se despiden ambas Mayas, la que conoces y la que no.

Re: Despedida

Aun tengo tus marcas en mi cuello
Salvajes, rudas, puras.
Fuiste él quien que dejo mas huellas.
Y pensar que todo empezó por casualidad.

Pero no estaba escrito, no es estelarmente correcto. No debe existir, de hecho, nunca ha existido.
Nunca fue más que gemidos, palabras dichas con intenciones malvadas, dolor infringido porque yo así lo pedía, libertad esclavizante –solo para mí- y placer. Nunca fue más que eso. Cuestión de placer.

Los amantes no deben ser amigos, ni siquiera deberían conocer el nombre del otro.
El negocio del placer solo por eso debería ser más frio, menos personal.
Disculpen, o disculpa tu, a mi me dio la impresión que no, pero bueno ahora sé que para ti fue así, algo bastante impersonal.

Y entre lágrimas ocasionales escribo esto, porque tengo el deber de sacarte de mí, y de olvidar mis propias palabras que rebotan en mi cabeza y me excitan y me duelen a la vez porque sé que tus oídos jamás las volverán a escuchar. "Por favor, sigue, no te detengas, mátame, destrúyeme…"

Se acabó.

El daño fue mucho, y más sabiendo que yo soy la que cargo con él, felizmente, tu no. Saliste bien librado. Y se me ocurren mil de tus cosas, de tus gestos, de tus detalles, de tus palabras, de tus actos y tus manías. De tus mentiras. Mil de tus miradas. Pero recordarlas me causa un dolor agudo en la garganta y gotas húmedas bajando por mi cara.
Solo trato de hacerte caso y sacar mis demonios y mi rabia escribiendo sobre ti, sobre esto que fue nada.

Respiro, me calmo y continúo. Hay todo un mundo allá afuera esperando por mí. Hay tantas oportunidades aquí. Y hay una puerta que de nuevo se abre para mí. Por primera vez si me hubieses preguntado como acostumbrabas no te hubiese respondido con un "no sé…", sino en vez un "Si, este es, el puede ser". Por primera vez desde que enferme de ti alguien más me anima y es capaz de curarme de esta maldita enfermedad que tiene tu nombre.
Estoy lista para partir, recojo mis pedazos y me voy con mi dolor a otro lado; hay te quedas tu aunque estoy ya más que convencida que no te afecta, ni te duele, ni te cambia para nada. Conmigo no aprendiste nada más allá del plano sexual. Meramente, sucia y bastardamente sexual. Bien por ti. Los sentimientos solo ayudan a destruirte y derrumbarte, a humillarte y auto juzgarte cada vez mas.

A mi me quedaron sus ojos que por desgracia, cada día de mi vida me recordaran a ti, a lo tonta que fui, a lo insignificante para ti, y a lo inhumano que inconscientemente estas llegando a ser. Por gusto.

Mejor digo adiós, porque duele mucho escribir, recordar, respirar, estar aquí.

Frases trilladas de psicología y autoayuda...

Frases de mi psicologa, de sus escritos y los estúpidos textos de autoayuda que me obliga a leer... algunas me dan risas, otras son taaan tontas, y otras me parecen absurdas por el simple hecho de lo loca que estoy. Pero, que triste, son taan reales. No la menosprecio, ella es tan buena que aveces me convence que sabe lo que siento, total ese es su trabajo. quiza cuando era mas joven fue anorexica, o bulimica, quizá alcoholica o adicta a alguna droga, probablemente haya querido suicidarse o simplemente fue una muy buena estudiante...

"La muerte puede convertirse en un pensamiento reconfortante,hasta tal punto que el temor a la vida llegue a parecernos más horribleque el temor a la muerte"

"Los enfermos bipolares(...) corren un gran riesgo cuando, en una revisión de la fortuna, susaspiraciones un tanto irreales y fantasiosas se transforman ensinsabores. Los cambios de estado de ánimo pueden ser bruscos einesperados y, en cualquier caso, peligrosos. En cuestión de instantes se puede pasar del estadoeufórico al depresivo, con una fuerte inclinación al suicidio" (En serio, no me digas)

"(...) este tratamiento injusto por parte de otras personas deja al deprimido totalmente perplejo y, seguramente, pensando cosas como "que injusto es el mundo" o "menudoasco de vida". Otros, compasivos, sienten lastima del deprimido y, al no saber expresarla adecuadamente, se comportan de manera inapropiada y provocan situaciones embarazosas. Y, por último, nunca falta el queanda por ahí buscando gente con la moral baja para aprovecharse deellos y mostrar una superioridad que satisfaga a su maltrecho ego."

"Todos anticipamos acontecimientos futuros, hasta esos "barrigones cerveceros" que se pasan todo el día tirados en el sofa delante de latele tienen un futuro "ilusionante": la programación televisiva, o eleructo que se van a echar después de calmar la sed con otra botella decerveza"

"Lejos del barullo, buscamos escondernos en un cuarto entreteniendo a un niño pequeño, o quizas nos escabullimos de la fiestacon la excusa de tener que arreglar algo en el jardin de la casa odonde sea; la cuestion es esconderse y que no nos vean, para asi evitarconversaciones que nos hagan recordar el dolor y la pena. Hay queevitar cosas como que la "tía Carmen" (o cualquier otro, incluso undesconocido), se acerque a preguntarnos si por fin tenemostrabajo, o si ya se han acabado los tramites del divorcio... ocualquier otra cosa que asi, de sopeton, nos arroje de nuevo a latristeza y al dolor de la depresión, y a pensar en el suicidio. O a lomejor resulta que un pariente comprensivo viene a preguntarnos con todosu cariño: "Pero hombre, que es lo que te pasa?"; y se esfuerce enalegrarnos y sacarnos del caparazon, y claro, si le contestamos con unexabrupto siempre habra alguien que diga o piense: "este (o esta)siempre anda haciendo daño a los que le quieren". Es una pena, perovamos por ahí contagiando la depresión a los demás."

Copyright 1996-2007Stephen L. Bernhardt

Hay millones mas pues.. pero ya no me da la gana de buscarlas.. =)

Presentación..


Maya. Tipa de 25 años, que pesenta un cuadro de trastorno de personalidad bipolar, tan crónico y leve a veces como el mismo mal. Con una depresión bastante jodida que ha estado a punto punto de no dejarla contarlo.


Bueno en el común soy una fracasada más de este mundo absurdo. Sin una fortuna, ni un amor de mi vida, sin una familia que la quiera ni panas que la defiendan, aunque es válido pensar que quizá exagero, estoy deprimida. Pero en serio, no hay familia preocupada, ni amigos que me apoyen, ni amor que me consuele. No hay nada. Soy yo y unos padres que dicho de sus propios labios, no les intereso; que quería a un "amigo" que le fastidio, que tiene una hija de 5 meses de un hombre del que me enamore bastante, confié plenamente, le ofrecí todo lo que pude y no le interesamos ni yo ni mi hija, prefiere irse y dejar a mi hija como otra más sin padre en este mundo, con dos intentos de suicidio frustrado, uno con pildoras, y otro guindandome de una soga. Soy tan patética. Con las pildoras me consiguieron muy pronto y un lavado estomacal fue suficiente; con la soga quede incosciente por falta de oxigeno pero no llegue a partirme la traquea; mi hermana me consiguió guindada de las rejas del balcon y solo gané una fea marca en el cuello. Mi dos intentos de suicidio han sucedido en menos de un mes. Estoy en terapia con una doctora quien es la única persona que me escucha, y es por el dinero que le pago, pero bien. Me escucha. en fin, soy un desastre. Un desastre que en días como estos no quiere seguir viviendo. Pero no simpre fué asi. Una vez yo fui feliz, tuve sueños, esperanzas e ilusiones y bastante ganas de vivir. Pero que hago, el mundo es un ligar ta feo, y la gente en el es tan cruel.


Este blog lo abro a manera de terapia, mi doctora me lo recomendó porque escribiendo suelo soltar muy bien mis demonios. Me gustaría mucho conta mi historia, que alguien la lea, y piense que no estoy tan loca. La depresion es una condición clinica bastante común y tenerla no me hace rara, extraterrestre, diferente. Es mas, estoy bien consciente de que nunca he estado peor, estoy tocando fondo y si logro sobrevivir mis ganas de acabar con todo estos días, voy a estar bien.




Voy a estar bien.





Aqui me abro, y les dejo mi vida, mi dolor, mi bipolaridad, mis trastornos alimenticios y mi depresión suicida. Mis altas y bajas. Mi sinceridad. Es una vida, y ojala que, a diferencia de los que me rodean, alguien la aprecie.... hay mucho que contar.